Blog

7 gestos que deben evitarse en una entrevista de trabajo

7 gestos que deben evitarse en una entrevista de trabajo
19 de diciembre de 2014— Tiempo de lectura: 3 minutos

7 gestos que deben evitarse en una entrevista de trabajo

En la comunicación cara a cara el lenguaje corporal es un complemento más del mensaje, que modula su interpretación. Aunque lo ideal en una entrevista de trabajo es emplear la gestualidad de forma natural y espontánea, se recomienda evitar algunos gestos que transmiten negatividad: en este artículo analizamos los siete más habituales.

1) Postura corporal relajada

Es preferible adoptar una postura natural pero no demasiado relajada, es decir, que no parezca que estás charlando con un amigo en una cafetería. Mantén una postura profesional, con la espalda erguida y no inclinada hacia atrás: ofrecerás una impresión más positiva, transmitiendo confianza y receptividad con lo que te cuentan.

2) Tics nerviosos

Evita los tics nerviosos como morder las uñas, tocar el pelo, mover las piernas o mirar constantemente la hora: mostrarán nerviosismo, y el entrevistador podrá interpretar que no sabes sobrellevar momentos de presión.

3) Cruzar los brazos

Cruzar los brazos tiene un significado claro: son un signo de beligerancia, una barrera que busca protección frente a algo que no nos agrada o nos aburre. Por lo tanto, no estarás transmitiendo una imagen muy positiva al seleccionador con este gesto, ya que puede pensar que eres una persona cerrada, a la que asuntan los cambios y nuevas metas.

4) Mirada intimidatoria

A menudo escuchamos que la mirada es el espejo del alma, pues dice mucho sobre nosotros, de ahí la importancia de saber qué estamos expresando con ella al entrevistador.

Para conectar con tu interlocutor debes mirarle a los ojos, ya que es síntoma de sinceridad y de estar escuchando lo que dice. Sin embargo, tampoco debes hacerlo con mucha fijación y de forma muy prolongada, pues puede resultar intimidatorio o retador. Asimismo, evita la mirada perdida, que transmitirá que tienes la cabeza en otra parte, o mirar en distintas direcciones, pues parecerá que sientes desconfianza.

5) Jugar con complementos

En una entrevista de trabajo debes centrarte en la conversación y evitar distracciones. Por lo tanto, no juegues con anillos, pulseras, relojes, pañuelos o demás complementos. Tampoco mires constantemente tu teléfono móvil como si tuvieras algo más importante que hacer que estar allí. Es más, deberías tener el móvil apagado.

6) Reír a carcajadas

En una entrevista de trabajo es tan negativo no sonreír, que te hará parecer enfadado, como reír a carcajadas, que dará la sensación de que no te tomas las cosas en serio.

7) Comer chicle

Parece obvio decir que mascar chicle o comer un caramelo durante una entrevista es de muy mala educación, pero conviene recordarlo porque todavía hay quién pasa por alto este detalle.