Blog

Nuevas tendencias en los procesos de selección de personal

Nuevas tendencias en los procesos de selección de personal
31 de diciembre de 2014— Tiempo de lectura: 2 minutos

Nuevas tendencias en los procesos de selección de personal

Internet ofrece cada vez más información sobre los procesos de selección: cómo elaborar un currículum, las preguntas más frecuentes en las entrevistas de trabajo e incluso las respuestas más adecuadas. El resultado es una homogeneización de los candidatos, pues todos acaban comportándose de la misma forma, de ahí que los seleccionadores tengan que ingeniárselas para buscar maneras alternativas de evaluar y aproximarse a las capacidades reales de cada aspirante. A continuación os ofrecemos algunas pistas al respecto…

¿Qué estrategias utilizan las empresas para obtener información adicional?

A la mayoría de las compañías les interesa especialmente conocer la actitud y la motivación de los candidatos, adoptando para ello estrategias como las siguientes:

  • Rastrear la identidad digital de cada aspirante, valorando sobre todo cómo interactúan en las redes sociales.
  • Añadir observadores durante el proceso de selección, de forma explícita o sin que el candidato se entere.
  • Someter a los candidatos a pruebas o dinámicas de grupo, incluso con la participación de los trabajadores de la empresa.

La imaginación y la creatividad en algunos casos pueden llegar a límites insospechados: un buen ejemplo de esto es la conocida campaña «The candidate», de Heineken.

La entrevista empieza mucho antes de conocer al seleccionador

En muchos casos, la entrevista empieza justo en el momento en que se llega a la empresa. Habitualmente tendrás que pasar el control de seguridad o preguntar en una recepción, donde te harán esperar algún tiempo: es probable que te estén evaluando desde ese instante, y que a las personas que te atienden les hayan pedido un informe de tu comportamiento.

En estos casos, lo más importante es:

  • Evitar el nerviosismo.
  • Actuar de forma tranquila y con seguridad.
  • Sonreír y mirar a los ojos a cada persona que te salude, ya que puede ser un directivo de la empresa.
  • Ser educado y amable.
  • No conversar de manera demasiado informal: ten en cuenta que te encuentras en un entorno de trabajo.

Ante todo recuerda que las competencias comunicativas se vuelven cada día más relevantes para acceder a un nuevo empleo.