Blog

Las habilidades de un auténtico responsable de equipo

Lider 1
16 de junio de 2020— Tiempo de lectura: 3 minutos

Un buen líder se descubre en los momentos difíciles y, sin duda, el 2020 ha sido la gran prueba de fuego para la mayoría de los directivos y responsables de equipo. En una pandemia sin precedentes en un escenario globalizado, la crisis provocada por el coronavirus ha supuesto un gran reto para la gestión de equipos en los que entran en juego varios factores: poner a salvo el negocio y los empleados; e implicarlos más que nunca aunque estuviesen trabajando en remoto. Veamos las cualidades más valoradas en un responsable de equipo.

Un líder nace y se hace

Un líder tiene cualidades innatas pero también debe formarse y desarrollar capacidades que le ayuden a dirigir un equipo. Son las habilidades de liderazgo,  cualidades que permiten tomar decisiones con responsabilidad y empatía, asignando los recursos de manera eficiente y, sobre todo, gestionar personas y motivarlas con entusiasmo y compromiso. En plena crisis como la actual, es esencial contar con una persona carismática como cabeza de grupo, que “tire del carro” y estimule la productividad de todos.

Los líderes de hoy en día deben basar su gestión en la coordinación y colaboración que impliquen a todos los compañeros, y es fundamental para que no se solapen funciones, a alinear a todos en la misma dirección e identificar problemas comunes.

Sabe comunicar y es empático

Lider 2

Sin una buena capacidad comunicativa sería difícil desarrollar el resto de habilidades. Los grandes líderes siempre destacan por su oratoria pero es igual o más importante destacar por su capacidad de escucha. Prestar atención, ser conciso o tener un buen control sobre el lenguaje no verbal, son algunas de las claves para mejorar las habilidades comunicativas.

Es vital además ser transparente e intensificar la comunicación, sobre todo en tiempos de crisis, para frenar rumores, bulos o la dañina incertidumbre entre los trabajadores, explicando siempre en todo momento las decisiones que se toman y resolviendo dudas.

En definitiva, si un buen líder sabe comunicar y escuchar a sus equipos, lógicamente logrará ser empático, demostrando la capacidad de percibir lo que piensan y sienten los demás. Poder “ponerse en los zapatos” de otro será clave en la gestión de equipos porque así podrá adaptar su gestión en función de cada persona y conseguir los fines deseados.

No tiene miedo y es efectivo

Lider 3

El valor es una de las habilidades en las que destacan los verdaderos líderes, que asume sin miedo el mando, toma decisiones difíciles cuando es necesario y asume los errores, suyos y de su equipo. Sin duda, el valor va asociado al compromiso individual, que se verá sin duda recompensado cuando lo traslade a todas las personas.

Además, un buen líder debe ser resolutivo, tener recursos y conocimientos para resolver problemas, desbloqueando situaciones propias de su cargo de responsabilidad.

Sabe delegar

Un líder del futuro no se limita a mandar, también sabe delegar y es quizás una de las habilidades más difíciles de asumir por miedo a perder el mando de la situación. Para que ello no suceda, debe pedir un feedback constante en sus personas de confianza, así seguirá estando al corriente de todo.

En Nortempo te damos las claves para identificar a los auténticos líderes de un equipo y aprender a asumir estas habilidades porque recuerda: #TúMuevesElMundo