Blog

Las preguntas que puedes hacer (y las que no) en una entrevista de trabajo

Las preguntas que puedes hacer (y las que no) en una entrevista de trabajo
11 de febrero de 2020— Tiempo de lectura: 2 minutos

Tienes una entrevista de trabajo y te has preparado a conciencia todas las posibles respuestas pero lo que igual no sabes es que los reclutadores a veces cambian su rol y te dejan preguntar a ti. Para que no te pillen con el paso cambiado, te damos las claves de las cuestiones que puedes formular (y las que no). ¡Toma nota!

En una entrevista de trabajo puedes preguntar:

-¿Cuál debe ser la competencia más destacada? Si no te ha quedado claro a lo largo de la entrevista, formula esta pregunta sin miedo cuando te toque el turno. Podrás conocer de esta manera las expectativas que tiene la empresa para el candidato que ocupará el puesto y si tú te ajustas a estas características.

-¿Cuáles serían mis funciones? Aunque te ajustes al perfil, puede que tus tareas sean distintas dependiendo de la empresa y mucho más específicas. Por lo tanto, es importante que hagas esta pregunta si tienes dudas para asegurarte que te encuentres capacitado para el puesto.

-¿Cómo es el organigrama de la empresa? Es interesante preguntar cómo funciona toda la compañía y, específicamente, el departamento en el que se encuadra el puesto de la candidatura. Así obtendrás información útil, para saber el grado de responsabilidad con el que contarás y calcular el salario proporcional.

En una entrevista de trabajo no puedes preguntar:

-¿Cuántas vacaciones tendré? En el primer encuentro no queda muy bien preguntar ya por los descansos que tendrás en caso de que te contraten; lo lógico será que te informe la empresa de ello cuando sea conveniente.

-¿Cuánto me pagareis? Normalmente, los entrevistadores ya suelen preguntarte sobre expectativas salariales, y te recomendamos que respondas en un intervalo, pero no que vuelvas a sacar el tema con insistencia.