Blog

Tú también eres creativo (aunque no lo sepas)

Tú también eres creativo (aunque no lo sepas)
4 de diciembre de 2015— Tiempo de lectura: 2 minutos

Tú también eres creativo (aunque no lo sepas)

“La inspiración llega trabajando”, decía Picasso, y no le faltaba razón. Porque todos podemos ser creativos en el trabajo si le ponemos empeño, y seguimos estos consejos:

  • Acostúmbrate a escribir a mano y tener una libreta. El ordenador suele ser enemigo de la inspiración, lo mejor es armarte de papel y libreta y dejar fluir la imaginación. Muchos creativos de grandes empresas tienen dos escritorios, el digital y el analógico.
  • Descarta lo más evidente. Normalmente, las primeras ideas nunca son las mejores, porque suelen ser comunes a más gente, y sáltate las tendencias porque si quieres ser original y creativo no sigas las modas porque te “empaparás” de lo mismo que el resto.
  • Desordena las ideas y mézclalas. No agrupes las notas por disciplinas o parcelas de trabajo, desordénalas y podrás ver otras perspectivas en paralelo y quien sabe, quizás mezclarlas.
  • Copia, hasta los genios lo hacen. Los grandes artistas también empezaron su carrera emulando a alguien, porque la pura originalidad no existe. No estamos hablando de plagiar ideas, sino recoger pinceladas y adaptarlas.
  • Intercambia tareas con tus compañeros. En las empresas no son recomendables los compartimentos estancos, es mejor que fluyan las ideas entre departamentos y ver desde otra perspectiva el trabajo de los demás. Así verás con distancia como trabajas y moldearás la idea desde otra óptica.
  • Fomenta una rutina. Cada día se pueden reservar momentos para acceder hábitos creativos, como escribir un artículo, dibujar….que no sea un reto, pero que te haga ser constante.
  • Rodéate de gente con talento. Busca referentes para tí y escucha sus ideas, que se pueden pulir en grupo. Siempre puedes pedirles una opinión y su feedback será realmente valioso para desarrollar tu creatividad.