Blog

¡Ponle freno al estrés térmico!

¡Ponle freno al estrés térmico!
6 de julio de 2016— Tiempo de lectura: 1 minuto

¡Ponle freno al estrés térmico!

Hace calor, y si trabajas al aire libre, realizas esfuerzo o tu oficina no cuenta con aire acondicionado, seguro que has sufrido alguna vez estrés térmico. ¿Sabes detectarlo y ponerle freno? Te damos las claves:

Ojo con los síntomas. Si estás expuesto al calor y notas irritabilidad, cansancio, alteraciones funcionales y desvanecimientos, probablemente estés sufriendo un golpe de calor.

Cómo lo podemos evitar. Debemos cuidar la climatización, ventilación y temperatura del espacio de trabajo, beber agua, fomentar el uso de prendas que eviten la acumulación de calor y hacer pausas en los trabajos que requieran esfuerzo.

¿Y si le pasa a un compañero? En caso de que un compañero de trabajo sufra un golpe de calor debemos situarlo en un lugar fresco y aireado, refrescarle la piel para tratar de bajar su temperatura corporal, y trasladarlo al centro hospitalario más próximo para que le realicen un examen exhaustivo.