Blog

¿Mereces un aumento?: aprende a plantearlo

¿Mereces un aumento?: aprende a plantearlo
25 de septiembre de 2015— Tiempo de lectura: 3 minutos

¿Mereces un aumento?: aprende a plantearlo

¿Te mereces un aumento de sueldo?. Esa es seguramente una idea que le ronda por la cabeza a muchos empleados, sobre todo a la vuelta de las vacaciones, pero son minoría los que se atreven a plantearlo. Si realmente crees que es el momento, puedes seguir nuestros consejos para lograr una mejora o cualquier otro cambio que te plantees en tu entorno laboral.

· Envía ‘señales’: Pueden ser de muchos tipos, tanto verbales como no, pero lo importante es que la otra parte perciba que se quiere negociar o planteárle un cambio. Así puedes, incluso, conseguir que tu jefe sea el que tome la iniciativa.

· Analiza tu expediente y asegúrate que eres rentable , porque si algo está claro es que una compañía no quiere prescindir de alguien eficaz. Piensa en tu trabajo diario, experiencia, responsabilidades y horarios y pregúntate: ¿realmente cobro poco?. Si la respuesta es afirmativa, no lo dudes, lánzate.

· Estudia el funcionamiento de la empresa en relación a Recursos Humanos. Si tiene un departamento específico, analiza si emplea algún tipo de review para determinar los salarios, rangos específicos por categorías y quien toma las decisiones al respecto.

· Siéntate y plasma la información por escrito: Antes de negociar, prepara una lista con conclusiones para recordarlas verbalmente.

· Elige el momento adecuado: Quizás es lo más complicado. Lo primero es concertar una reunión con el responsable , y lo ideal sería justo después de haber logrado algo importante para la empresa, porque si dejas pasar tiempo, puede que no se acuerden.

· Habla poco y escucha: Cuanto más te informe, podrás ver realmente cuanto margen está dispuesto a ceder, y mientras, observa su lenguaje corporal, te dará pistas sobre si está receptivo o no.

· Prepárate para negociar: Se supone que te van a intentar pagar lo menos posible, así que la baza que tienes que jugar es que “lo vales” y no debes tener miedo a reclamarlo, verán que eres una persona ambiciosa y preocupada por su carrera.

· Cierra de manera correcta: Da las gracias, pide un escrito que confirme lo acordado y si no ha habido suerte…no te enfades y piensa en otra ocasión, o un plan de cambio laboral real.

Foto: Memed Sazlan/Fotolia.com