Blog

Las claves para ser más eficaces en el trabajo: pequeños grandes gestos

Las claves para ser más eficaces en el trabajo: pequeños grandes gestos
30 de noviembre de 2015— Tiempo de lectura: 2 minutos

Las claves para ser más eficaces en el trabajo: pequeños grandes gestos

No me da tiempo, no llego, por qué el día no tiene más horas… suelen ser quejas comunes a la mayoría de los trabajadores. A veces, pequeños pero grandes gestos nos pueden hacer avanzar y ser más eficaces, planifica tareas, concéntrate, distingue grados de urgencia y sigue nuestros consejos:

  • Trabaja con cronogramas de tareas. Te permitirán planificarte mejor y priorizar, así como dividir los grados de dedicación: las que llevan mucho tiempo, las pendientes y las que podemos realizar y despejar a la vez la mente. Las más complicadas las debes realizar en los momentos que sepas que no van a molestarte o al inicio de la jornada laboral, que es cuando estamos más frescos.
  • Aplícate la regla de los dos minutos. Si aparece una tarea que sabemos que la vamos a resolver rápido, la debemos acometer de inmediato ya que tardaremos más tiempo en apuntarla y planificarla que en ejecutarla.
  • Empieza tu jornada antes del horario. Si tienes que hacer una tarea que requiere concentración, siempre puedes adelantar la hora de entrada o aprovechar el mediodía, cuando la oficina está más vacía.
  • Decide cuándo respondes. La mayoría de los trabajadores solemos responder con la inmediatez que requieren los demás, aunque el tema no sea urgente. Si estás fuera de la oficina y no paras de recibir llamadas, quizás sea el momento de poner un límite a tus interlocutores, y seguro que serán más respetuosos con tus horarios.
  • ‘Afila’ tu herramienta de trabajo. Consiste en sacarle toda la rentabilidad a tu material de trabajo, por ejemplo el ordenador. En la era 2.0, hay todo un mundo de posibilidades en forma de aplicaciones, softwares, configuraciones, más allá de los atajos de teclado.
  • Cuida cuerpo y mente. Suena a clásico, pero mimarse en lo personal también es muy importante: comer bien, descansar y hacer ejercicio contribuirán a nuestro bienestar y rendiremos mucho más. Además, siempre podemos, en el plano mental, podemos formarnos en cursos que nos apetezcan, leer un buen libro y debatir sobre todo tipo de temas, porque hay vida más allá del trabajo.