Blog

Las claves de las oficinas felices

Oficinas_felices
23 de junio de 2020— Tiempo de lectura: 4 minutos

El mundo laboral está cambiando a pasos agigantados durante este año y poco a poco estamos adaptándonos a la nueva normalidad, pero los trabajadores tienen claro que nada será igual por lo que se imponen modificaciones en los puestos para hacerlos más cómodos y humanos. Es la hora, por lo tanto, de las oficinas (y empleados) felices. ¿En qué consisten?  Lógicamente, conjugar bienestar físico, emocional y mental para conseguir beneficios: se calcula que el 80% de los empleados contentos son más creativos. ¡Veamos cómo se logra!

La fórmula del éxito

Lo primordial será definir qué necesitamos para ser felices en el trabajo y los pilares básicos son el bienestar físico, emocional y social, en un entorno laboral agradable; y no siempre es fácil lograrlo. Las compañías son conscientes de la necesidad de garantizar la comodidad de sus empleados tanto física como mental y sobre todo grandes empresas buscan oficinas y edificios en contacto con la naturaleza, dándole importancia también al ambiente interior.

La madera, los jardines, también en el interior, las vistas al exterior y los espacios al aire libre donde tomar un respiro en la jornada, son algunos de los nuevos recursos por los que están aportando aquellas compañías que quieren dar más protagonismo a las zonas verdes en su entorno laboral.

Con luz, aire y sin ruido

Somos seres vivos y necesitamos, también en el trabajo, luz para lograr nuestro bienestar y rendir más, garantizando la comodidad visual necesaria para realizar nuestras tareas. Además, el silencio es clave  y si bien cada vez tendemos a trabajar en espacios abiertos, deben compatibilizarse con los cerrados para las tareas que requieran cierta privacidad o concentración.

Con la irrupción del coronavirus en nuestras vidas, es además primordial en el trabajo y la completa ventilación es imprescindible varias horas al día, a ser posible con aire natural. También es recomendable contar con plantas que generen oxígeno durante todo el día y algunos estudios indican que los espacios que cuentan con ellas hacen que los trabajadores se sientan más concentrados y produzcan más.

En el trabajo, como en casa

Oficinas_plantas

A veces se pasa más tiempo en el trabajo que en casa y estos espacios han evolucionado de ser mucho más fríos y austeros a hacer guiños al mundo del hogar, con cambios en la configuración y diseño del mobiliario, que incluya simples detalles como la colocación de cortinas, cojines y diferentes elementos decorativos. Además, muchas empresas cuentan con espacios de descanso y para realizar ejercicio, lo que aumenta la sensación de bienestar físico en los trabajadores.

En busca del bienestar social y emocional

Empleado_feliz

Queda claro, por lo tanto, que trabajar en un lugar agradable nos reporta un bienestar físico, que tiene un gran impacto en otras dimensiones fundamentales: la social y la emocional.

Las compañías deben tenerlo claro para estimular la productividad y promover las interacciones, con espacios colaborativos de reunión –eso sí, que garanticen la distancia social recomendada-, oficinas diáfanas y eventos que fomenten las relaciones entre compañeros. Numerosos estudios demuestran que el rendimiento laboral de los empleados con un alto bienestar social es mucho más óptimo.

El bienestar emocional es la otra dimensión fundamental y el que más influye en el estado general de las personas, por lo que las compañías deben de tenerlo en cuenta y crear sinergias entre las tres dimensiones.

Una combinación de beneficios y ventajas tradicionales como flexibilidad, medidas de conciliación y vacaciones, reconocimiento de méritos y medidas de employer branding, para implicar a los empleados con la compañía, ayudarán a las empresas a conseguir trabajadores felices.