Blog

Empleo «gig»: una nueva modalidad de trabajo ocasional

Empleo «gig»: una nueva modalidad de trabajo ocasional
25 de febrero de 2015— Tiempo de lectura: 2 minutos

Empleo «gig»: una nueva modalidad de trabajo ocasional

El mercado laboral está en continuo cambio. Si en un primer momento eran las necesidades de los consumidores las que obligaban a seguir nuevos métodos, ahora son las empresas las que imponen su ley, exigiendo calidad en lugar de cantidad. Sin embargo, esta exigencia a menudo no se corresponde con las condiciones labores pertinentes y, de esta forma, a los contratos conocidos como «minijobs» le suceden ahora los empleos «gig», más breves incluso que los anteriores. Te explicamos en qué consisten.

¿Qué es el empleo «gig»?

Mientras el «minijob» ofrece un contrato de baja remuneración con un máximo de 15 horas de trabajo a la semana, el empleo «gig» es un trabajo limitado, de unas pocas horas o simplemente una colaboración breve a cambio de una remuneración concreta. Por lo tanto, podría traducirse como trabajo eventual, ocasional o por horas.

¿Cuáles son sus características?

La fugacidad y la brevedad son las señas de identidad del empleo «gig». Su atractivo radica en que facilita la variedad y la posibilidad de controlar los tiempos pues, al tratarse de pequeños contratos, permite elegir aquellos trabajos que se adecuan al interés de cada persona, en función de exigencias y horarios.

¿Cuáles son sus aspectos positivos y negativos?

Las empresas prefieren esta modalidad de contratación por su flexibilidad. Sin embargo, esta característica puede convertirse en un handicap para los trabajadores, que no disponen de un contrato a largo plazo con garantías y, de esta forma, pueden ser despedidos en cualquier momento por causas como un descenso en las ventas.