Close Previous Next Previous Next Go up Go down Go up Go down Back to top Previous Go back Open menu Sound off Sound on Search Manager Calendar Date Comments Reading time Author Categories Tags Facebook Twitter Instagram LinkedIn YouTube Phone Play Play Pause Languages Oficina virtual Tu perfil

El talento sénior y el edadismo, la incertidumbre laboral de la generación “boomer”

Senior edadismo

Nadie puede negar hoy en día la importancia de la gestión del talento sénior en el mercado laboral. El personal sénior es un valor para las empresas, aportando experiencia, conocimientos y habilidades aprendidas a lo largo de toda su trayectoria laboral, sin embargo, en la realidad de la búsqueda de empleo, sufre discriminación y es juzgado en base a estereotipos derivados de su edad.

En las últimas décadas ha cambiado radicalmente el panorama social, demográfico, formativo y laboral de nuestro país, con una rapidez que probablemente no se haya dado en ninguna otra época de la historia, debido a la llegada de las nuevas tecnologías a nuestras vidas. Por otro lado, vivimos en sociedades longevas, donde no solo las personas viven cada vez más años, sino que lo hacen con una esperanza de vida cada vez más saludable.

Como consecuencia de estas nuevas condiciones, también se han modificado los ciclos de vida profesionales, así como las normativas que se aplican al mercado laboral. En España, la Ley 27 de 2011 de Reforma de las Pensiones amplió la edad de jubilación hasta los 67 años, y la mayor parte de los países europeos llegarán a poner esta edad de jubilación antes de 2023. Por otro lado, y tal y como recoge el estudio Discriminación por edad en el ámbito laboral: ¿Qué dicen las personas? elaborado por Helpage en 2023, en muchos países de Europa han adoptado medidas para paliar los efectos de la discriminación en el mercado laboral y defender los derechos de las personas independientemente de su edad.

En España también se aprobó la Ley 15/2022, de 12 de julio, Integral para la igualdad de trato y la no discriminación, que trata de otorgar instrumentos efectivos para luchar contra diferentes formas de discriminación, como la discriminación por edad que puede afectar en los próximos años a un alto porcentaje de la población, como consecuencia del envejecimiento de nuestra sociedad.

¿Cuándo nos convertimos en sénior?

No está claramente definido cuando una persona comienza a considerarse sénior en el ámbito laboral, y aunque la legislación ha establecido una barrera en los 55 años, es una realidad que a partir de los 45 años las personas trabajadoras tienen menores tasas de empleo y sufren episodios de desempleo más prolongados.

Según el Informe del Mercado de Trabajo de los Mayores de 45 años 2024, elaborado por el Observatorio de las Ocupaciones del SEPE, las personas mayores de 45 suponen el 49,94% de afiliados, y sin embargo apenas representan el 27,5% de los nuevos contratos, con una caída interanual del 15%. Las cifras que recogen los datos de los demandantes de empleo de larga duración (más de doce meses desempleados) son aún más crudas, porque los mayores de 45 suponen el 57,37% de la cifra total. La realidad es que el número de personas mayores de 45 sin trabajo se ha duplicado en España en los últimos 10 años, y esta cifra aumenta aún más en el caso de las mujeres.

El I Estudio en Materia de Igualdad y no Discriminación por razón de edad en el ámbito jurídico-laboral, elaborado para el Foro Legal de EJE&CON (Asociación Española de Ejecutiv@s y Consejer@s) nos hablan de algunas de las formas más comunes de discriminación laboral por edad:

  • Sesgo en la contratación:  Se muestra preferencia por las candidaturas de personas más jóvenes, asumiendo que son más dinámicas y adaptables, del mismo modo que se descarta a personas sénior por considerar que tienen menos conocimientos tecnológicos.
  • Despido injustificado: Algunas empresas despiden a personas mayores basándose en estereotipos negativos relacionados con la productividad o el rendimiento, sin tener en cuenta su experiencia o habilidades adquiridas en el ejercicio de su profesión.
  • Reestructuraciones laborales: En procesos de reestructuración o reducción de personal, las personas séniores se suelen ver afectadas de manera desproporcionada, siendo más propensas a ser despedidas o jubiladas anticipadamente.

Sénior y discriminación

¿Qué es el edadismo? Se trata de un término acuñado hace relativamente pocos años, que se define como los estereotipos y las discriminaciones que sufren las personas por el hecho de ser mayores, pues se les caracteriza como seniles, rígidos de pensamiento y comportamiento, y anticuados en términos de moralidad y habilidades, especialmente en el ámbito digital y de las nuevas tecnologías.

La OMS realizó en 2021 una campaña mundial de lucha contra el edadismo, y publicó el Informe Mundial sobre el Edadismo, una referencia en la materia, donde se explica que puede ser explícito o implícito, en función de si la persona es o no consciente de ser discriminado por razón de edad, y además que se manifiesta a tres niveles:

  • Institucional: Causado por leyes, normativas o servicios que discriminan y limitan las oportunidades de las personas por razón de su edad.
  • Interpersonal: Presente en la interacción entre personas, manifestado en el lenguaje, estereotipos o presunciones.
  • Autoinfligido: Se produce por la propia persona al haber interiorizado los mensajes correspondientes a los otros tipos de edadismo.

El edadismo a menudo se entrecruza e interactúa con otras formas de estereotipos, prejuicios y discriminación, entre ellas el capacitismo, el sexismo y el racismo. Al cruzarse múltiples formas de sesgo se agravan las desventajas y empeoran aún más los efectos del edadismo en la salud y el bienestar de las personas.

En realidad, y teniendo en cuenta nuestra actual pirámide poblacional y las tendencias imparables que se observan, desde el ámbito empresarial es imprescindible que las organizaciones se adapten al envejecimiento de sus plantillas, y que lo aprovechen como un recurso, poniendo en valor y optimizando el aprovechamiento de las características generacionales: distintas perspectivas, recorridos formativos, habilidades y competencias, fomentando el aprendizaje intergeneracional , y apreciando y valorando la diversidad, no sólo en cuanto a la edad, sino al género, procedencia, etc.

Desde Fundación Nortempo apostamos por el talento senior, la diversidad y la inclusión en nuestros diferentes programas de inserción laboral.

Puala recarey_circulo 1

Por Paula Recarey, orientadora laboral en Fundación Nortempo