Blog

Coworking, una alternativa para hacer más viable tu proyecto de autoempleo

Coworking
5 de diciembre de 2014— Tiempo de lectura: 2 minutos

Coworking, una alternativa para hacer más viable tu proyecto de autoempleo

¿Buscas un espacio para desarrollar tu trabajo pero no puedes afrontar los gastos? El coworking es la solución. Este sistema, importado de los Estados Unidos y rápidamente extendido por nuestro país, permite compartir un espacio de trabajo a aquellos que no pueden asumir los costes de un local particular. Te damos más detalles en este artículo.

Compartir gastos para ahorrar

Si te decantas por el coworking, en lugar de pagar el alquiler de un espacio y sus gastos asociados (luz, agua, Internet, etc), pagarás una cuota fija por utilizar las instalaciones y beneficiarte de sus servicios, compartiendo los gastos con otras personas que desarrollan su trabajo en el mismo lugar.

Posibilidad de hacer contactos

Además de ahorrar en gastos, con este sistema podrás conocer a otros autónomos, no necesariamente de tu misma profesión, que tal vez puedan ponerte en contacto con otros profesionales que ofrezcan servicios complementarios a los tuyos. Se trata de otra forma de socializar, de conocer a potenciales socios.

En un espacio de coworking nadie está obligado a compartir, todos trabajan en los suyo, pero no están solos.

Trabajar en compañía

Como todas las cosas, el coworking tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Si no estás acostumbrado a la compañía, sentirás la sensación de trabajar con «ruido», una sensación que, en todo caso, no excederá a la existente en otras oficinas. Por el contrario, el silencio absoluto puede llegar a incomodarte, resultándote incómodo romper esa tranquilidad para realizar llamadas.

A la hora de desarrollar tu trabajo en un espacio coworking también debes tener claro que perderás la privacidad en tus conversaciones telefónicas. Para aquellas llamadas que exijan discreción, es recomendable que te desplaces de la zona común a una sala de reuniones que no esté ocupada.

Si no lo tienes claro, pruébalo

Solo hay una forma de saber si el coworking está hecho para ti: probándolo. Introduce «coworking» y el nombre de tu ciudad en un buscador de Internet y podrás localizar los espacios coworking que hay en tu zona.