Blog

Cómo reaccionar ante preguntas ilegales en una entrevista de trabajo

Cómo reaccionar ante preguntas ilegales en una entrevista de trabajo
27 de abril de 2015— Tiempo de lectura: 2 minutos

Cómo reaccionar ante preguntas ilegales en una entrevista de trabajo

¿Existen cuestiones intocables en una entrevista de trabajo? Sí: legalmente, determinados aspectos no pueden ser tocados por un reclutador, al considerarse que vulneran el derecho a la intimidad de las personas. Se trata de aquellos relacionados con el estado civil, la orientación sexual, la situación familiar, el género, la nacionalidad o raza, la edad y la creencias religiosas: os explicamos cómo reaccionar ante preguntas de este tipo.

Aunque no es frecuente que un entrevistador le pregunte a un candidato si es creyente o ateo, sí suelen interesarse por su edad, por su estado civil o por su situación familiar. Generalmente no existe mala intención y se hace por desconocimiento de la ley, creyendo que las respuestas le ayudarán a conocer mejor al aspirante. De todas formas, es preferible que tú lo sepas y decidas cómo actuar. Te proponemos tres opciones:

1) Negarte a responder

Estás en tu derecho de informar al seleccionador de la ilegalidad de la pregunta, así como de su irrelevancia para el proceso de selección. De todas formas, es recomendable que lo hagas siempre de forma cordial, y solo en el caso de que te formule una pregunta realmente ofensiva o sin relación con tus capacidades para desempeñar el puesto.

2) Responder a la pregunta

Si no tienes inconveniente en desvelar tu edad, tu estado civil o si tienes hijos, si la pregunta no es comprometedora y si te interesa el trabajo, te recomendamos que respondas proporcionando solo la información esencial.

3) Decirle al seleccionador lo que quiere saber, pero sin responder a la pregunta

Cuando un entrevistador pregunta al candidato por su situación familiar, lo que realmente le interesa conocer es su disposición a viajar, su flexibilidad horaria o su capacidad para conciliar la vida familiar con la laboral. En este caso, podrías facilitarle esa información sin necesidad de entrar en detalles sobre tu estado civil o el número de hijos que tienes.