Blog

Claves para enfrentarse a las 10 preguntas trampa más comunes en una entrevista de trabajo

Claves para enfrentarse a las 10 preguntas trampa más comunes en una entrevista de trabajo
12 de noviembre de 2014— Tiempo de lectura: 3 minutos

Claves para enfrentarse a las 10 preguntas trampa más comunes en una entrevista de trabajo

Los seleccionadores de personal no son personas malintencionadas que buscan noquearte, pero sí te pondrán a prueba. Por lo tanto no te tenderán trampas, pero sí te plantearán determinadas preguntas que, si no has preparado o respondido adecuadamente, harán dudar de tu candidatura. Te descubrimos algunas de las más comunes.

1) ¿Por qué llevas tanto tiempo sin trabajar?

El entrevistador quiere saber qué ha fallado para que otros hayan prescindido de ti, si se debe a tu trabajo o a factores externos.

2) ¿Cómo te has preparado para esta entrevista?

Es una forma de medir tu grado de interés y compromiso con en el puesto.

3) ¿Conoces a alguna persona que trabaje para nosotros?

Parece una pregunta inocente, pero en todas las empresas hay empleados mal vistos. Asociarte con ellos no le dará buenas vibraciones al seleccionador, así que menciónalo solamente si sabes que esa persona está bien valorada.

4) ¿Dónde querrías trabajar realmente?

Analiza tu motivación, si buscas un trabajo concreto o si la desesperación te ha llevado a solicitar uno cualquiera. Deja claro que el puesto al que estás aspirando es el que quieres.

5) ¿Qué opinas de tus anteriores jefes? ¿Qué te molestaba de ellos?

Procura dar una respuesta políticamente correcta, ni muy crítica, que podría dar a entender que eres conflictivo, ni muy benevolente, pues no parecería sincera. Puedes señalar qué has aprendido de sus diferentes modelos de gestión.

6) ¿Podrías explicar algún error que hayas cometido?

Lo que quiere saber el seleccionador es tu capacidad para enmendar problemas: relata una experiencia real y céntrate en cómo lo solucionaste y lo que has aprendido de ella.

7) ¿Cómo trabajas bajo presión?

Evita la palabra «estrés»: necesitan ver que eres una persona resolutiva, que gestiona las situaciones difíciles con profesionalidad y, ante todo, con tranquilidad.

8) ¿Estás en otros procesos de selección?

Es importante que, si es así, no digas lo contrario: lo que quieren saber es cómo estás de cotizado en el mercado laboral.

9) Convéncenos para que te contratemos.

Huye de tópicos y demuestra que eres el mejor candidato destacando tus logros en anteriores puestos de trabajo.

10) ¿Seguirías trabajando en caso de tocarte la lotería?

Con esta pregunta quieren saber cuál es tu ética ante el trabajo: deja claro que para ti el dinero no es lo más importante para tener una vida plena.

En cualquier caso, las respuestas 100% correctas no existen, pues dependen de la interpretación de cada entrevistador: no olvides que te están evaluando profesionalmente, y no pierdas el hilo y el tono de la entrevista.