Blog

A la espera de un “Green new deal” para el empleo

Economia verde
14 de julio de 2020— Tiempo de lectura: 3 minutos

Alemania ha asumido la presidencia de turno del Consejo de la Unión Europea el pasado 1 de julio, justo en un momento de gran incertidumbre por el impacto de la crisis económica y de gran expectación, a su vez, por el alcance de los planes de estímulo a nivel europeo.

Como ha manifestado la canciller Angela Merkel en reiteradas ocasiones, los programas medioambientales de alto efecto arrastre en la economía definirán la gran apuesta que se va aponer encima de la mesa para la recuperación. En ese mismo sentido se ha manifestado la Comisión Europea. Hasta el FMI y numerosos fondos globales de inversión, entre los que cabría citar al gigante Blackrock, han pedido a las principales economías del mundo que realicen grandes inversiones en nuevas infraestructuras orientadas a crear una economía sostenible.

Así, parece claro que el sector verde ocupará un lugar desatacado también en los planes de reconstrucción de España, sin olvidar que, a corto plazo, el objetivo sigue siendo reactivar actividades de alta participación en el empleo nacional como la construcción o el turismo.

Es prioritario igualmente aprovechar esta etapa de reconstrucción para mejorar la capacidad de competir a través de la incorporación de desarrollos tecnológicos y nuevos planes de formación, sobre todo teniendo en cuenta que, ante cierta inercia de “desglobalización”, pueden volver a Europa muchos procesos de fabricación que se habían trasladado a China. España tiene una oportunidad en ese retorno, así como en la creación de una sólida cadena de valor nacional en suministros esenciales.

También en estos propósitos, las inversiones en modernización y sostenibilidad acabarán jugando un papel fundamental.

La economía verde ocupa a medio millón de personas en España, lo que supone aproximadamente el 2,5% del total. Esta cifra se podría multiplicar en los próximos años a partir de los planes de desarrollo ya contemplados hasta la fecha por la UE para potenciar una economía más sostenible y una mayor digitalización a todos los niveles. Es de prever, por tanto, que la crisis acelerará su puesta en marcha, incrementará las inversiones y, en definitiva, dará el salto al gran proyecto “Green New Deal”, del que ya se habla como futuro soporte de la recuperación europea y fuente de nuevas oportunidades profesionales.

Economia verde1

El impacto en el empleo irá más allá de la ocupación directa derivada de la generación de energías renovables o del desarrollo de infraestructuras de movilidad sostenible.  Se espera un fuerte efecto arrastre en sectores como la edificación residencial, el turismo o la agroalimentación. También hay que considerar que estas inversiones incluirán la implantación de nuevas infraestructuras de digitalización, Big-Data o Blockchain, lo que, a su vez, favorecerá la difusión de conocimientos al conjunto del sistema productivo y apoyará su adaptación al nuevo paradigma industrial.

En resumen, el “Green New Deal” puede ser una realidad y una gran oportunidad.   La progresiva implantación de modelos de consumo y de producción sostenibles acelerará la penetración de nuevas tecnologías y transformará el panorama laboral. Su alcance tendrá repercusión en muchos sectores, desde la producción y la construcción, hasta la formación y las actividades de consultoría, pasando por el turismo y la agroindustria.

Todo un reto de futuro, siempre teniendo en cuenta que le objetivo a corto plazo sigue siendo la reactivación rápida de la demanda y minimizar el daño inmediato sobre el sistema productivo.