Blog

6 modalidades de entrevistas de trabajo y sus claves para afrontarlas con éxito

6 modalidades de entrevistas de trabajo y sus claves para afrontarlas con éxito
26 de noviembre de 2014— Tiempo de lectura: 3 minutos

6 modalidades de entrevistas de trabajo y sus claves para afrontarlas con éxito

Postularse como candidato a un nuevo empleo requiere de una preparación milimétrica que permita afrontar el proceso de selección en todas sus «modalidades»: en este artículo ofrecemos algunas claves para conseguirlo.

1) Entrevista de grupo o dinámica grupal

En este tipo de entrevista los auténticos protagonistas son los candidatos, y el objetivo es ver cómo se desenvuelven para detectar qué perfil se ajusta al puesto ofertado.

Claves: Procura ser original y mostrarte participativo, colaborando con los demás miembros del grupo sin considerarlos tus «enemigos». Sé tú mismo y actúa con naturalidad y normalidad.

2) Con dos o más entrevistadores

En este caso, al menos uno de los entrevistadores permanecerá callado durante toda la entrevista para analizar tu comunicación no verbal.

Claves: Debes incluir en tu discurso a todos los presentes, cruzando miradas con cada uno de ellos. Olvídate del número de entrevistadores para evitar angustiarte porque te puedan estar analizando y muéstrate confiado. Siéntate erguido: facilita la confianza. Al finalizar la entrevista, estrecha la mano a todos los presentes.

3) De una sola pregunta

«Argumente por qué su perfil es el que está buscando la empresa». En este tipo de entrevistas únicamente deberás responder a esta pregunta.

Claves: Debes presentarte a la prueba con una respuesta planificada. Se trata de «venderte» sin perder de vista qué requiere la oferta, relacionando algún cometido pasado con el puesto ofertado.

4) Informal

Entrevistas realizadas en un entorno distendido, durante una comida o un café. Suelen darse cuando existe un interés previo por el candidato.

Claves: No olvides que estás en una entrevista así que, aunque no te formulen preguntas «propias de una selección», estás siendo evaluado. Pide algo fácil de digerir, pues tendrás que hablar mientras comes.

5) De tensión

Es la entrevista más complicada a la que puede presentarse un candidato, un proceso selectivo en el que todo vale. El seleccionador se mostrará arrogante, incluso podrá faltarte al respeto, buscando provocar ansiedad e incomodar.

Claves: Prepárate para todo tipo de preguntas y ten en cuenta que se trata de una selección, el reclutador no tiene nada contra ti.

6) A distancia

La modalidad más extendida es la entrevista por Skype, y suelen realizarse para una primera toma de contacto entre entrevistador y entrevistado sin necesidad de reunirse cara a cara.

Claves: Prepara tu cuenta de Skype como si de un currículum se tratase, procurando que la foto sea profesional y el usuario, tu nombre y apellidos. Busca una luz idónea para que no se escape ninguno de tus gestos, siéntate erguido y mira a la cámara. Como en cualquier otra entrevista, mantén una actitud positiva y natural.