Blog

6 consejos para enviar correctamente tu currículum por email

6 consejos para enviar correctamente tu currículum por email
15 de mayo de 2015— Tiempo de lectura: 2 minutos

6 consejos para enviar correctamente tu currículum por email

En la actualidad, las nuevas tecnologías son un gran aliado a la hora de buscar empleo. Sin embargo, si no envías correctamente tu currículum por email es probable que nunca alcance su objetivo: a continuación te ofrecemos algunos consejos para conseguir que tu candidatura llegue al buzón deseado.

1) Utiliza una cuenta de correo electrónico formal

Si todavía no la tienes, activa una cuenta de correo electrónico formal, en la que tu nombre y apellido o iniciales formen parte de la dirección. Si quieres que la empresa a la que optas te valore, olvídate de los apodos o sobrenombres informales.

2) Evita los envíos masivos

Localiza los departamentos de recursos humanos a los que debes enviar tu currículum, pues ellos se encargarán de remitirlo a quien crean conveniente: no cometas el error de enviar el mismo email a todas las direcciones que encuentres de una empresa.

3) No apliques prioridad a tu envío

Las empresas califican un email de importante o urgente solo en casos de necesidad, que no son los de la selección de personal. El hecho de aplicar prioridad alta a tu mensaje no garantiza que vayan a hacerle más caso, sino más bien todo lo contrario: molestará y, lo que es peor, correrá el riesgo de ser eliminado rápidamente.

4) Envía el documento en formato pdf

No adjuntes el currículum como un documento de procesador de texto: puede ser alterado y, en función del equipo utilizado, incluso podrían no lograr abrirlo.

5) Elige un momento adecuado para el envío

No envíes tu currículum durante el fin de semana ni a horas inapropiadas. Los lunes tampoco son días recomendables, pues la bandeja de entrada suele estar más cargada y es posible que pase desapercibido.

6) Evita que tu email llegue como SPAM

No utilices mayúsculas ni signos de exclamación o interrogación en el asunto del email. Igualmente, no dejes en blanco el asunto o el cuerpo del email, ni escribas en letra muy pequeña o en color rojo. Tampoco adjuntes un archivo muy pesado.