Blog

5 razones para aceptar un puesto de trabajo no relacionado con tu formación

5 razones para aceptar un puesto de trabajo no relacionado con tu formación
15 de octubre de 2014— Tiempo de lectura: 3 minutos

5 razones para aceptar un puesto de trabajo no relacionado con tu formación

Conseguir el trabajo ideal es una aspiración muy común que pocos alcanzan, más aún en el contexto actual, en el que cuando surge una oportunidad hay que aprovecharla. Si te seleccionan para un puesto de trabajo es porque saben que estás capacitado para desarrollarlo, aunque no esté directamente relacionado con tu formación. Como de antemano no vas a saber cómo te sientes en ese empleo, lo lógico es que pruebes, y quizás acabes descubriendo que incluso te gusta más que los vinculados con tu currículum. A continuación te ofrecemos otras razones para aceptarlo.

1) Una puerta de acceso al mundo laboral

Adentrarse en el mercado laboral no es un camino fácil y es probable que las condiciones con las que nos encontremos inicialmente disten mucho de nuestras aspiraciones. No hay que desesperarse, sino analizarlas como la manera tomar ese primer contacto. A partir de ese momento con certeza empezarán a surgir nuevas oportunidades y mejoras.

2) Aporta experiencia a tu currículum

Todo trabajo supone la posibilidad de adquirir nuevas capacidades y habilidades que respondan a las exigencias del contexto actual: sácale todo el partido para que sumen experiencia a tu currículum.

3) Camino para ascender a otras áreas

En toda empresa puedes empezar en un puesto e ir ascendiendo poco a poco. Comenzar con un trabajo poco relacionado con tu formación puede ser la puerta de acceso a otras áreas más acordes con ella.

4) Ayuda a reinventarse

Si llevas demasiado tiempo buscando un empleo sin éxito en tu área de actividad, puede ser el momento de reinventarse y probar a cambiar de sector. Aceptar un trabajo supuestamente menor que tus empleos anteriores no es un fracaso, sino pasar a la acción y volver invertir en el futuro. Olvídate de los prejuicios que limiten tu capacidad de recolocarte.

5) Aporta flexibilidad, un valor en alza

Hoy en día la estabilidad laboral no significa mantener el mismo trabajo en la misma empresa y ni siquiera en el mismo sector, sino saber adaptarse a las nuevas necesidades del mercado. El trabajo para toda la vida se ha acabado: debes procurar tener diferentes identidades profesionales, sin aferrarte a una única.

Si eres capaz de trabajar en diferentes puestos y demuestras flexibilidad funcional, tu perfil se revaloriza de cara a futuros procesos de selección, en los que el seleccionador percibirá tu capacidad para moverte y ser eficaz en contextos diferentes.

En definitiva, ser dinámico y permanecer activo siempre será mejor que quedarse en casa esperando.