Blog

5 formas de demostrar que te interesa un puesto de trabajo

5 formas de demostrar que te interesa un puesto de trabajo
22 de octubre de 2014— Tiempo de lectura: 3 minutos

5 formas de demostrar que te interesa un puesto de trabajo

Es lógico que, cuando estás buscando trabajo, te apuntes a ofertas que no te despiertan un alto grado de interés. Sin embargo, en aquellas que consideras realmente hechas a tu medida, debes esforzarte al máximo para, durante el proceso de selección, dejar claro que realmente te interesan: a continuación encontrarás cinco consejos que te ayudarán a conseguirlo.

1) Demuestra que posees un buen conocimiento del puesto de trabajo

Debes mostrar un verdadero conocimiento del rol que implica el puesto al que te presentas y hablar de ello con seguridad, sin tener que mirar de nuevo el anuncio. Además, debes tener una idea clara de cómo desempeñarías ese rol. Esto pone de manifiesto que has pensado como sería un día típico de trabajo en la compañía, visualizándote ya en el lugar y sabiendo lo que se espera de ti.

2) Demuestra que conoces la compañía y que empatizas con la marca

Durante la entrevista deja ver que te has interesado por el negocio, de dónde viene, en qué punto se encuentra y hacia donde se dirige. Refleja que te has molestado en entender el futuro de la compañía y como encajarías en él. Asimismo, tienes que mostrar tu afinidad con la marca y sus valores, que debes conocer con precisión. Si dejas claro que estás cómodo con ellos, el seleccionador identificará tu interés como genuino.

3) Aporta críticas constructivas

Es probable que en algún momento de la entrevista personal te pidan analizar las debilidades del negocio, y también señalar cómo las solventarías. Hazlo sin miedo, con seguridad, conocimiento de causa y con espíritu constructivo: sugerirás que eres serio y riguroso a la hora de realizar contribuciones.

4) Piensa ideas para nuevos proyectos

No se trata solo de demostrar tu capacidad para solventar los problemas en aquello que ya está funcionando, sino también para proponer nuevos proyectos que amplíen las perspectivas de la compañía. Demostrar que has dedicado tiempo a pensar ideas nuevas sugiere que tienes un compromiso real, y que estás dispuesto a aportar valor añadido a la empresa.

5) Prepara una lista de preguntas sinceras e interesantes

Si te dan pie a preguntar, no sueltes lo primero que te venga a la cabeza, sino aquello en lo hayas estado pensando previamente y que demuestre tu interés sincero por la compañía. No hay un modelo estándar para esto, sino que se trata de cuestiones que surgirán si realmente te sientes involucrado y afín al proyecto.